Cómo hacer deporte con tu perro: Bikejoring | | DELMOCAN PIENSOS

Cómo hacer deporte con tu perro: Bikejoring

Bikejoring es una actividad deportiva que se realiza montado en una bicicleta, preferiblemente de montaña, y que requiere la ayuda de uno o más perros que corran delante. Para ello, hay una serie de pautas a seguir para que el animal no sufra ningún tipo de sobresfuerzo y para que el viaje sea tan fluido como agradable para ambos, dueño y mascota.

Robin Shen, entrenador de perros en Arroyo Grande, California,recomienda llevar perros que sean de tamaño mediano y que superen el año. Además, si el dueño comprueba que a su perro le gusta tirar “es un buen candidato para la práctica de esta modalidad”, declara el experto en bikejoring. De lo contrario, se forzaría y podría acabar lesionado, tal y cómo detalla en el artículo “Mushing en bicicleta”, publicado en Clikertraining.

Con todo, Shen apunta que el perro debe presentar un buen estado físico, y si bien, opina que muchas razas de perro son capaces de dominar esta actividad, el Husky siberiano y el Malamute de Alaska, son los idóneos.

El siguiente paso es que el dueño adquiera un arnés para mushing, algo importante ya que si el accesorio no es el apropiado, toda la carga va hacia el cuello del perro. En palabras de Shen, es “el esternón del perro -el que- debe soportar todo el peso” y además, la parte posterior del arnés debe estar justo en la base de la cola del perro, para una sujeción completa y distribuida.

Tras la comprobación de estas previsiones, el experto en bikejoring recomienda que para realizar esta actividad se evite el asfalto, ya que puede dañar las almohadillas de los perros, y las zonas transitadas, por lo que la mejor opción son los caminos lisos de tierra que no presenten demasiados desniveles.

Según Shen, el perro también necesita conocer las órdenes básicas para ser guiado durante el trayecto entre cambios de dirección, reducción de velocidad o frenada, teniendo en cuenta que lo aconsejable es que la correa esté a unos seis metros de distancia de la bicicleta, para que el perro pueda correr sin el riesgo de ser atropellado por su propio dueño. Y ante cualquier orden cumplida, el experto insta a felicitar al perro para crear una asociación positiva.

Finalmente, los consejos finales de Shen es que no se practique bikejoring a altas temperaturas, siempre manteniendo bien hidratado al perro y permitiéndole descansos en los que se compruebe si tiene alguna herida. Y de no haber practicado nunca esta actividad con perro, el experto recomienda hacer pequeñas rutas que no superen el kilómetro, para después, con tiempo, ir cubriendo cada vez más distancias. “Paciencia y disfrute”, ultima Shen.

Fuente: www.animalshealth.es

2018-08-14T10:06:47+00:00

About the autor:

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies